El pasado 21 de Junio, diecinueve miembros de la Familia Bostoniana, recibieron  la Confirmación; uno de los tres Sacramentos de la iniciación a la vida cristiana y cuya recepción es necesaria para la plenitud de la gracia bautismal, porque complementa al bautismo y a la Primera Comunión. En este Sacramento se confirma y se consolida la vida cristiana, enriqueciendo a quienes la reciben con la fortaleza especial del Espíritu Santo, como lo señala el Catecismo de la Iglesia Católica, en el numeral 1285. A partir de la Confirmación, nos convertimos en cristianos maduros para llevar una vida cristiana más perfecta, defender la fe, ser testigos de lo que profesamos, uniéndonos más íntimamente a la Iglesia.

Debido a que este sacramento requiere de una preparación previa, los confirmandos debieron recibir una preparación catequética que concluyó con la recepción del Sacramento de la Reconciliación y la ceremonia en la que Monseñor Héctor Gutiérrez Pabón, Capellán de nuestro LB,  les impuso las manos, los ungió con el Santo Crisma en la frente y concluyó con un pequeño toque en la mejilla, el cual recuerda el gesto que antiguamente se hacía cuando a un hombre lo constituían  caballero o soldado.

Imagen tomada de: https://www.google.com/search?q=im%C3%A1genes+de+la+Confirmacion.