“La pluma es la lengua de la mente” (Cervantes)

Me siento como un infante en el cuerpo de un hombre, mi lenguaje es pequeño, pero mi corazón es infinito. No tengo suficientes palabras para mis pensamientos. En el idioma español todas las cosas tienen una vida con un corazón. El lenguaje del inglés es más mecánico. Sí, en inglés vive el arte y la expresión, pero el español es explosivo, con pasión. Quiero esto, quiero escribir canciones sobre un amor que es lo suficientemente grande como para bailar con la luna y las estrellas. Quiero cantar estas canciones con la pasión del español, pero aprender otro idioma es muy difícil para mí. En este momento, todo lo que puedo hacer es tratar de aprender. ¡Un día las palabras bailarán!

Por: Simon Moses-Coordinador de Bilingüismo.